jueves, 1 de diciembre de 2011

Una idea brillante



¿Cómo es posible que la sociedad se esté volviendo tan insensata? Es, simplemente, delirante y más propio de una mente cargadita de alucinógenos, que se nombre Consejero de Sanidad en Catalunya, el responsable de que la Sanidad Pública cumpla su función de cohesión social, a una persona con fortísimos vínculos con la sanidad privada y, como se puede suponer, no exento de intereses en el sector.
La última ocurrencia de este personaje, el Sr. Boi Ruiz, es ni más ni menos que proponer, en una jornada del sector privado sanitario, un modelo sanitario consistente en una mezcolanza entre sanidad pública y privada, pero ojo, como en los seguros de automóviles, que se contrate de forma "obligatoria" un seguro sanitario privado, básico, por la módica cantidad de 100 euracos mensuales. De ahí hacia arriba. Dice que es el modelo holandés, pero ¡coño! (con perdón), esto no es Holanda. Ni se le parece. En un país con la tasa de paro que tiene España, y con un 25% de la población por debajo del umbral de la pobreza, más que holandés, parecerá un modelo espartano. El que tenga dinero, seguro médico que te crío, y el que no, pues a morirse de asco en una sanidad pública cada vez menos actualizada, o simplemente váyase usted a la roca Tartesos y, directamente, se tira.
Este señor tiene mucha, muchísima cara, porque encima tira la piedra y esconde la mano, ya que crea una polémica innecesaria porque él no puede saltarse las reglas y sabe que por su cuenta y riesgo no puede implementar dicha propuesta, ya que depende del Gobierno central. Recurriendo además a ración triple de victimismo: el Gobierno nos debe 750 millones de euros. ¡Caray!, parece que haya sido becario del Gobierno valenciano.
Pero claro, seguro que ha pensado que, ya que ahora gobiernan "mis primos", ¿quién sabe?. Igual suena la flauta, las aseguradoras privadas aumentan su cuota de negocio y, como esto de ser un molt honorable Conseller tiene fecha de caducidad, cuando acabe en esto de la política, quizá el sector privado le acoja en su seno, hábilmente saneado por sus actuaciones


3 comentarios:

  1. Si yo tengo que hacer malabarismos para llegar sólo, a mitad de mes, ¿cómo me voy a pagar una póliza privada, cuando ya me descuentan en la seguridad social?
    Al final, nos tocará hacernos la "cartilla de pobres de la beneficiencia", como antiguamente, y ellos a las clínicas privadas, que naturalmente les pagaremos nosotros.

    Un abrazo.

    Pd. Últimamente, te sigo por Facebook.

    ResponderEliminar
  2. Gracias por tu comentario Isis en el Blog. Tienes mucha razón. Además, duele mucho haber construido un sistema solidario con tanto esfuerzo para "regalárselo" sin más a unos pocos. Y sin pedir permiso a los ciudadanos, a los auténticos propietarios. No me sirve que tienen más votos. Hay asuntos que serían materia de referéndum y no competencia del que gobierna

    ResponderEliminar
  3. Ricardo : a pesar de que en tu artículo pareces defender la teoría de que los "primos" catalanes (CiU) de los primos españoles (PP) tienen una misma estrategia en cuanto a la privatización de la Sanidad Pública...yo creo que hay una diferencia muy notable entre ellos, aunque no fácilmente perceptible.
    Creo que los catalanes están anclados en un concepto ya obsoleto de la privatización del Sistema Nacional de Salud, al abogar por una co-financiación público-privada de la Sanidad "pública", eliminando la universalidad y gratuidad de la misma.
    Los "primos" españoles, en cambio, tienen una posición más sofisticada y elaborada. Ellos mantienen los principios de universalidad, gratuidad y financiación pública...pero sólo para mantener vivo y adjudicable un enorme mercado de 45 millones de potenciales clientes, que es la mejor carta a los Reyes Magos que pueda imaginarse la industria de la sanidad privada. Tener un mercado de ese tamaño, seguro y sin problemas de financiación, es el sueño dorado de cualquier gerente de marketing y, por supuesto, de todos los responsables de las empresas privadas de sanidad.

    Así que, si no me equivoco, asistiremos a una defensa a ultranza del mantenimiento de la Sanidad Pública universal...para mayor gloria y beneficio de la industria privada, a quien se va a adjudicar el 100% de la gestión. Ya verás, ya...

    ResponderEliminar