jueves, 17 de noviembre de 2011

¿Quién da más?

Como valenciano y como médico en ejercicio, me siento profundamente avergonzado ante la posibilidad cierta de que la empresa Ribera Salud, que gestó y desarrolló desde 1998 un modelo de gestión privada de la sanidad pública, también llamado modelo Alzira, se vaya a vender a un grupo cuyo fondo de riesgo es de capital británico.


Nunca he estado de acuerdo con un modelo de gestión sanitaria tan extremo que dejaba a los podes públicos como meros pagadores mientras la planificación sanitaria de más del 20% de la población valenciana se decidía en despachos cuyo único interés era ganar dinero. Pero que esos despachos se sitúen a partir de ahora más allá del Canal de la Mancha, me parece extremadamente grave.


A los políticos valencianos de los diferentes gobiernos del PP en la Comunitat Valenciana ya no parece importarles la venta del patrimonio de los valencianos y valencianas a quien sea, ni siquiera a los catalanes que, según ellos nos envidiaban y nos querían invadir para apropiarse de nuestra cultura, paella incluida.


Pues bien, no sólo están dispuestos a entregar Ribera Salud a los británicos, sin pestañear, sino que también han consumado la venta del Laboratorio de análisis clínicos del Hospital de Manises a una empresa de Barcelona, con la merma de puesto de trabajo para Valencia.


Cada vez que un miembro del gobierno valenciano vuelva a decir que defiende más que nadie a la Comunitat Valenciana, se le debería caer la cara de vergüenza. Si la tiene




1 comentario:

  1. Esta "gentola" no sabe lo que es la vergüenza, de lo único que entienden es de sacar "pela" de donde sea, para ellos y sus "amiguetes del alma", y si para ello hay que dar por... a quien sea, pues se le dá.
    Que pena que nuestra querida sanidad, y nosotros mismos estemos a los pies de los caballos peperos.
    Vicent

    ResponderEliminar