domingo, 25 de julio de 2010

Entre pillos anda el juego

¡Hombre, Paco, qué sorpresa verte por aquí!
Nunca hemos sido "amiguitos del alma", y mientras tú eras un truhán, yo era un señor, como cantaba mi amigo Julito (Iglesias), y ahora, ya ves, por unas basuras de nada dicen que somos los dos unos granujillas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario