lunes, 1 de febrero de 2010

La batalla de Almansa, ¡perdón!, del Cabanyal


He de reconocer que jamás hubiera imaginado lo que estamos viviendo en la política valenciana. Desde luego, si hace unos años me cuentan la deriva nacionalista y autonomista del Partido Popular de la Comunidad Valenciana, habría pensado que mi interlocutor se había fugado del psiquiátrico de Bétera, o se había tomado alguna sustancia alucinógena.
La simple mención, y apelación, a la autonomía por parte del PPCV frente a la supuesta intromisión (cuando no agresión), del Gobierno de España en ‘nuestros asuntos’ me provoca un sarpullido. Desde luego, gracia ninguna. Es una afrenta y un insulto a la inteligencia que el PPCV, partido que aún no ha condenado la dictadura de Franco, y que siempre ha abominado de la descentralización del Estado apelando a la España única, y que si por ellos fuera seguiríamos con un modelo de estado franquista, recurra y apele a los sentimientos valencianistas más viscerales en un intento burdo de despojar al Gobierno de España de sus más legítimas, y constitucionales, competencias.
El colmo del disparate es la declaración del conseller Blasco comparando la declaración del Ministerio de Cultura acerca del expolio del barrio del Cabanyal, con la pérdida de los Fueros en la batalla de Almansa. ¡Qué fuerte!
En el fondo de todo este esperpento, sólo subyace la rabia mal contenida por la enorme cuota de negocio que pueden perder unos pocos ‘bolsillos amigos’ a costa del sufrimiento de cientos de valencianos y valencianas próximos a ser despojados y expoliados de sus viviendas apelando a un supuesto progreso.
Para rematar el sainete, al Presidente Camps se le ocurre convocar de forma extraordinaria al Gobierno valenciano el sábado pasado. Quizá, la ingenuidad de muchos valencianos y valencianas, hizo que siendo la comunidad autónoma que lidera el paro, con más del 22% de desempleados, más de 500.000 personas, esta reunión extraordinaria, sería para adoptar medidas urgentes de fomento de empleo y creación de las bases de una economía sostenible para la CV. Pues no. La reunión del Consell era para enardecer a las huestes de la caverna valenciana en contra de la legítima acción del Gobierno en contra del expolio del Cabanyal. Lo que ha hecho el Gobierno de España sí que es defender los intereses del pueblo valenciano.
Cuando vuelva a ver a estos personajes con la boca llena de España, España, España y forrados de abalorios con la banderita española ya les recordaré dónde se pueden meter su autonomía.
¡Con perdón!

No hay comentarios:

Publicar un comentario