jueves, 9 de diciembre de 2010

El notición del día en La Gaceta de Intereconomía

Es impresionante la portada del diario La Gaceta del grupo Intereconomía. Según parece, y se desprende de la lectura detenida del "notición" que ocupa media página, lo más importante que ocurre actualmente en España es que la ministra de Sanidad, Leire Pajín, en una comida privada, e informal como reconoce el propio diario, contesta de forma aparentemente desabrida a una pregunta que le hace un diputado del PP sobre un nombramiento realizado por el ministerio de su competencia.

Cabe aclarar, a tenor de la información, que la persona que pregunta no debe tener mucha idea del funcionamiento de la administración, ya que, si bien es cierto que para algunos puestos se requiere el ser funcionario de grupo A o B, para algunos cargos, tanto electos como de designación, no hace ninguna falta, por lo que sobra la pregunta hecha, salvo que la intención sea poner en cuestión y de forma pública la capacidad y la competencia de la Ministra para nombrar a quien considere conveniente. El artículo, lógicamente, no relata con qué tono y en qué contexto, se planteó la pregunta, y tampoco entra a valorar si fue realmente una respuesta desabrida o simplemente desenfadada y en "petit comité" durante la comida.

Según parece, para estos cualificados pregoneros de la derecha nacional, ser auxiliar administrativo, formación que acredita la nueva Delegada del Plan Nacional contra las Drogas, Nuria Espí, es un demérito, sin valorar la adquisición de conocimiento al respecto realizada a lo largo de su dilatada actividad política.

En fin, Pilarín, ya me gustaría que comentarios más repugnantes, y realizados conscientemente de forma pública a una emisora, y no en una reunión, como los del alcalde Valladolid acerca de la propia ministra, hubiera merecido también una portada de La Gaceta de Intereconomía


viernes, 3 de diciembre de 2010

III Plan de Salud de la Comunidad Valenciana: "parole, parole, ..."

El pasado martes 30 de noviembre, con todo el boato de que es capaz, el gobierno valenciano presentó el III Plan de Salud de la Comunidad Valenciana.

Acorde a la importancia del acto y, probablemente, con la intención de que el envoltorio fuera más atractivo que el propio producto, se encargaron de la presentación los pesos pesados de la Consellería de Sanitat, capitaneados por Manuel Cervera, Conseller de Sanitat, y por el mismísimo President de la Generalitat valenciana, Francisco Camps


Después de leer las crónicas sobre dicha presentación, considero una obligación denunciar alguna de las contradicciones con las que se mueven buena parte de los responsables políticos del Partido Popular, no sólo en la Comunidad Valenciana sino en el resto de España. No entiendo bien con qué cara se presentan a una cuidadosa selección de profesionales sanitarios, junto a decenas de cargos de confianza y otros agentes sociales, porque con su actuación hacen bueno el refrán de que “una cosa es predicar y otra dar cera”. Y me explico.


El documento está plagado, como no puede ser de otra forma, de buenas intenciones y en su presentación se incide de forma reiterada sobre la “responsabilidad” que tienen los ciudadanos en el uso adecuado del sistema público, para no abusar del mismo, con la sanísima intención de mantener su “excelencia” y estabilizar las cuentas. Poco se dice respecto a la responsabilidad (o irresponsabilidad) de los gestores y, fieles a su especialidad mediática que consiste en echar balones fuera, la culpa es de la insuficiencia financiera y no de su gestión. Mucho se puede hacer en este campo, el de la gestión, además de culpar al ciudadano de que abusa del sistema y al Gobierno de España de que odia a los valencianos y no nos da dinero. Por poner unos ejemplos, ¿qué tal funcionaría la racionalización de los horarios de consulta, abrir los hospitales por las tardes a pleno rendimiento o liberar al médico de tareas administrativas, etc.?


Y para colmo, la contradicción que produce, por un lado, un documento que apuesta por la prevención, recomendando hábitos saludables como es el abandono del tabaquismo, mientras que por otro lado el Partido Popular, sobre todo el de la Comunidad Valenciana, no ha dejado, ni deja aún hoy en día, de boicotear la vigente Ley Antitabaco. A tal extremo llega la contradicción que, durante esta misma semana, hemos asistido, con asombro y estupefacción, al alineamiento del PP con el lobby de la hostelería para desvirtuar, enormemente, la futura Ley Antitabaco que se discute en el Senado. Caso de prosperar la presión ejercida en la Cámara Alta, puede dejar la Ley como simple papel mojado, alejándonos nuevamente de los países más avanzados que apuestan de forma prioritaria por la salud.


Todo esto demuestra que para el PP, por mucha publicidad que haga, prima más los intereses económicos de unos pocos que la salud de todos los ciudadanos, aunque un Plan de Salud diga lo contrario.




martes, 2 de noviembre de 2010

Copago sanitario y el Hospital de Torrent

imgres.jpg

En este momento, especialmente delicado debido a la grave crisis económica mundial que, como ya es harto conocido, es responsabilidad del neoliberalismo y de la desmedida ambición del capitalismo mundial, vuelven a sonar por estos pagos los "tambores de guerra del copago sanitario" para hacer frente a la galopante deuda de la sanidad pública. Esta deuda, como han denunciado repetidamente los expertos, deriva fundamentalmente de una pésima gestión y de un empecinamiento de los responsables políticos en el uso de la sanidad como herramienta electoral sin importar su coste. Aplicar, pues, la fórmula del copago, tal y como denuncian los expertos, no es la solución. Además de hacer recaer el coste de la deuda en las espaldas de los menos culpables, que son los trabajadores y las clases menos favorecidas (parados y los pensionistas), no remedia el problema de fondo: una financiación insuficiente y una gestión ineficaz, mayoritariamente en manos de aficionados.

En la Comunidad Valenciana esta deuda desbocada no impide, a la clase política dirigente, profundizar en las recetas neoliberales de privatización de los servicios públicos, sobre todo los sanitarios. Estas recetas son absolutamente onerosas para las arcas públicas y, pese a ello, tenemos la actitud del Presidente Camps de "sostenella y no enmendalla" cuando en sede parlamentaria mantiene la intención de construir cuatro hospitales más con la fórmula privatizadora de la "concesión administrativa". Uno de esos anunciados hospitales, concretamente el futuro hospital de Torrent, es absolutamente innecesaria su construcción ya que el Hospital General Universitario de Valencia ha demostrado con creces y desde hace muchísimos años, estar absolutamente preparado para prestar una asistencia sanitaria completa y de calidad a dicha población, por lo demás a escasos 12 kilómetros del mismo. Sólo una extraña obcecación en el desmantelamiento progresivo del Estado de Bienestar, para ponerlo a disposición de determinadas empresas privadas, probablemente achacable a una servidumbre a ciertos grupos de presión económica y política, hace que se mantenga un compromiso político realizado hace años y en otras circunstancias económicas. Actualmente, pues, en plena crisis económica, se nos antoja absolutamente irresponsable la inversión de muchos millones de euros en un nuevo hospital cuando con la inversión adecuada, las infraestructuras actuales son capaces, como ya he mencionado, en la prestación sanitaria integral a la población de Torrent.

No puedo por menos que apelar al sentido común, al trellat como decimos en Valencia, y se ponga coto a esta deriva que sólo favorece a ciertos bolsillos y no mejora en absoluto las actuales prestaciones sanitarias que ofrece la sanidad pública de gestión directa. No lo digo yo; lo dicen todos los expertos en economía de la salud en foros poco sospechosos como la Organización Mundial de la Salud (OMS). Si hacen falta reformas de la gestión directa de la sanidad pública, háganse desde dentro. La sanidad privada tiene absoluta legitimidad a prestar servicios sanitarios en libre competencia pero no a gestionar los recursos públicos provenientes de los impuestos de los ciudadanos.



viernes, 1 de octubre de 2010

Inyección en vena de PP


A este paso, voy a tener que renunciar, para mi desdicha, a uno de mis mayores placeres, cual es la evacuación intestinal matutina mientras escucho la radio. Por segunda vez en la misma semana, dicho menester fisiológico se abortó de forma abrupta al escuchar, de nuevo, la vocecilla chillona y atiplada del Presidente Camps arengando a las juventudes del Partido Popular en Benidorm, con la desdichada referencia a que había ido a ese acto a inyectarse en vena una dosis de PP. Lo dicho: absolutamente desafortunada la cita, ya que, si no me equivoco, en vena sólo se inyectan fármacos o drogas duras. ¿A cuál de las dos sustancias se refería el Presidente Camps? Sólo nos falta a la ciudadanía que este responsable político, eche por tierra la labor de las políticas de Salud Pública, y de todas las Instituciones públicas y privadas que dedican enormes esfuerzos a intentar apartar a la juventud de cualquier tipo de adicción, y sobre todo de la adicción a las drogas por via parenteral, además de prevenir sus nefastas consecuencias. Hace falta más respeto a la juventud y...a mis tripas.

martes, 27 de julio de 2010

RESERVADO EL DERECHO DE ADMISIÓN


Tuve el privilegio, hace unos días, de asistir a un concierto en Valencia de Joan Manuel Serrat, dentro de la gira que el cantautor catalán está realizando, para presentar y promocionar su último y excelente trabajo sobre el poeta alicantino Miguel Hernández.
El concierto fue mágico. Oir a un Serrat francamente recuperado, con una voz pletórica de potencia y rica en matices, desgranar lentamente los versos de Miguel Hernández, resultó ser todo un lujo. También, el abstraerse en lo posible de la musicalidad y sentir el estallido interior de sentimientos que me produjeron algunos versos que describían, de forma desgarradora, infancias tristes, llenas de pobreza y de odio, de amor, amistad, guerra, muerte, etc. En resumen, un banquete para los sentidos, del cuerpo y del alma.
Sólo un pero que añadir a la fiesta: la presencia, absolutamente fuera de lugar, a mi parecer, de conocidas personas profundamente conservadoras. De esas que aún no han condenado, no sólo los crímenes del franquismo, sino el propio franquismo al que aún añoran. Crímenes, aún sin condenar por gran parte de la sociedad española, como el del mismísimo poeta protagonista del concierto. Además, el comportamiento durante el concierto de esas personas fue de escaso respeto durante el desarrollo del mismo, manteniendo conversaciones en tono más que molesto, o haciendo uso del móvil en más de una ocasión.
Me parece estupendo que cualquier persona, piense como piense, disfrute con la música de Serrat, pero con canciones sin trasfondo ideológico. Este concierto, dedicado al poeta de Orihuela, no puede ponerse al mismo nivel que otros de Serrat ya que en la práctica era un recital de poesía de un represaliado político muerto en una carcel franquista. En estos casos, debería colgar una cartel a la entrada, bien visible, que dijera: "Por respeto al finado, queda RESERVADO EL DERECHO DE ADMISIÓN".
Seguro que, además del difunto, sus familiares, amigos y admiradores, lo agradecerán.

domingo, 25 de julio de 2010

Entre pillos anda el juego

¡Hombre, Paco, qué sorpresa verte por aquí!
Nunca hemos sido "amiguitos del alma", y mientras tú eras un truhán, yo era un señor, como cantaba mi amigo Julito (Iglesias), y ahora, ya ves, por unas basuras de nada dicen que somos los dos unos granujillas.

lunes, 19 de julio de 2010

El control del gasto farmacéutico en la Comunitat Valenciana


Al fin, después de tantos años sin control, la Consellería de Sanitat de la Comunitat Valenciana ha decidido adoptar medidas para disminuir el gasto sanitario, comenzando por el gasto farmacéutico.
Bienvenida sea la intención, aunque cabe preguntarse quién se responsabiliza del descontrol reconocido por los gestores sanitarios durante todos estos años.
No hay que olvidar que la sanidad, aunque no lo parezca, no es gratuita sino que la financiamos todos los ciudadanos con nuestros impuestos y, maldita la gracia, que no se haya hecho este control desde el principio. El dinero público es sagrado, y es asombroso no sólo el hecho de que se haya obviado este control sino que con absoluto desparpajo se reconozca la ausencia del mismo durante todos estos años.
Aún así, parece mentira que después de la campaña desatada por el PP (partido político que soporta el Gobierno valenciano), contra las medidas anticrisis del Presidente Zapatero porque penalizaba a los pensionistas, parece mentira, insisto, en que el objetivo de las medidas para controlar el gasto farmacéutico sean los más débiles y más desfavorecidos. Es decir, los pacientes crónicos y polimedicados.
¿Por qué no empiezan, por ejemplo, por disminuir el altísimo número de altos cargos y demás 'enchufados' que pululan por el ámbito de influencia de la Consellería de Sanitat Valenciana?
Sólo con eso, tan simple, seguro que ahorraríamos una "pastuqui", como dicen los del Gürtel

jueves, 15 de julio de 2010

Lo que de verdad importa

De verdad que, con todo el respeto que me merece el lector, el resultado del Debate sobre el estado de la Nación celebrado ayer me importa una higa.
Esta mañana toda la prensa escrita pugnaba por ofrecer más datos y opiniones que el resto de sus colegas, por supuesto de forma absolutamente sesgada, sobre el supuesto ganador del susodicho debate.
¡Por favor!, lo que menos importa es quién gana el debate, sino el propio hecho de poder hacer ese debate, de forma pública y en la Casa del Pueblo español que son las Cortes.
Ayer mismo recibí un correo de un amigo, de esos que llevan incorporados una presentación en formato Power Point, de lo más trabajada, en la que después de hacer un recorrido 'exótico' con fotos 'ad hoc' por una docena de países tales como Afganistan, Corea, Iran, etc... relataba los gravísimos males que recaen sobre aquellos que, de forma clandestina, osaban colarse por sus fronteras: ejecuciones sumarísimas, encarcelamientos, torturas infinitas, etc. y el contrapunto era el comportamiento de España, de sus autoridades, a las que muy finamente tachaba de madrazas y poco menos que gilipollas por permitir a los inmigrantes clandestinos (ya saben, usuarios de pateras y demás) no sólo que se instalaran aquí, sino que, además, les permitiéramos mantener sus costumbres, practicas religiosas, etc.
¡Qué lástima!, pensé y, cuando estaba a punto de mandar toda esa basura a la papelera, hice algo que no tengo por costumbre, y fue contestarle que esa era la grandeza de un país libre y democrático, además de solidario. Le afeé su forma de pensar, porque además, el amigo en cuestión que es profesor universitario obviaba toda la metodología a la que su profesión le obliga y comparaba la democracia española con países dotados de regímenes políticos absolutamente dictatoriales. Ni punto de comparación.
De verdad, que pena da que personas a las que se les supone una formación se dediquen a propagar esa 'basura,
Por eso insisto en que lo que menos me importa es el resultado del Debate, de quién ha ganado, sino que se pueda realizar y que todos los ciudadanos españoles podamos disfrutarlo en libertad.
Es lo que de verdad importa


martes, 6 de julio de 2010

El regreso del Santo Oficio....

...si es que alguna vez se ha ido.
El Partido Popular, burda imitación de los partidos conservadores de Europa, fiel a sus orígenes y a la impregnación, cuando no contaminación, por el catolicismo más ultra y más rancio, no tiene el mínimo rubor en adoptar el papel que, en épocas pasadas que creíamos superadas, ejercía el Santo Oficio.
Tal y como se ve en la imagen con Galileo, todo aquello que pueda suponer un avance para la humanidad y la libertad de los hombre y las mujeres, es inmediatamente atacado con toda la virulencia de la que es capaz, con cualquier vergonzante discurso.
Si es para mejorar el autogobierno de los pueblos que componen esta España nuestra, com el Estatut de Catalunya, denuncia al Tribunal Constitucional que te crío, recurriendo además a todo tipo de boicot a los productos catalanes aunque eso perjudique la economía de aquellos a los que dice defender y por extensión a toda España.
Si es para mejorar el mercado laboral y recortar el gasto y disminuir la deuda pública, pues "leña al mono", que para eso son el Partido de los Proletarios y su portavoz, el Sr. González Pons, apoyando la huelga general que están planificando los sindicatos. Obsceno.
Si es para que las mujeres puedan decidir sobre su propio cuerpo y equipararnos a los países de nuestro entorno, a los que continuamente apelan porque tienen gobiernos conservadores como ellos (¡que más quisieran!), pues se declaran en las CCAA que gobiernan en rebeldía jurídica y se niegan a aplicar la mal llamada Ley del Aborto.
Si se quiere limitar el tabaquismo para mejorar la salud pública, pues......eso
Para qué seguir. Es absolutamente insoportable ese boicot permanente a cualquier mejora de la sociedad y ese deseo de "cuanto peor mejor".
Torquemada no ha muerto. Se ha reencarnado en forma de gaviota.
Dios nos pille confesados


lunes, 5 de julio de 2010

Hospital La Fe


Hospital La Fe
Cargado originalmente por ricampfer
De cuando en cuando, pues agarra uno lo que primero tiene a mano y se pone a dibujar sobre algún soporte que tiene a mano, y salen cosas como esta.

Flickr

This is a test post from flickr, a fancy photo sharing thing.

jueves, 10 de junio de 2010

Intereconomía nos toma por tontos

Ahora se excusan en Intereconomía con que los graves insultos proferidos (o mejor, vomitados) por un tertuliano del programa "El Gato al Agua" contra la Consejera de Sanidad catalana, Marina Geli, fueron producto de un 'calentón'.

Además, cobardes. He visionado repetidas veces el programa y no he visto el 'calentón' por ningún lado. Ni siquiera una ligera elevación de tono del debate. Los tertulianos, no sé cuantos porque no se ven, se carcajean, y el moderador, o presentador, o lo que sea, se mantiene impasible mientras el tertuliano, como buen maltratador de casta, vomita sus insultos con una frialdad que te deja helado.

O sea, que de calentón, nada de nada.

domingo, 6 de junio de 2010

Esto no lo podemos consentir

Voy a ser muy breve. Entre otras cosas porque aún no he reaccionado al estupor y la indignación que me han causado los gravísimos insultos que un individuo, que ni conozco ni quiero conocer, y cuyas virtudes, si es que alguna vez las ha tenido, han desaparecido, ha vertido en la tertulia de Intereconomía, El Gato al Agua, contra una autoridad pública. Nada más y nada menos que contra la Consejera de Sanidad de la Generalitat Catalana, la reputada Doctora Marina Geli.

Por mucho que quiera no tengo palabras para definir la cobardía de este personaje, un auténtico maltratador, y espero que no sólo la Fiscalía, autonómica o estatal, actúe contra este elemento, sino que el resto de los Consejeros de Sanidad de todas las CCAA y la Ministra de Sanidad, denuncien este gravísimo ataque a la dignidad y honestidad de Marina Geli.

Vale la pena ver el vídeo, aunque aviso que es repugnante y que puede herir la sensibilidad de las buenas personas.





jueves, 27 de mayo de 2010

La venganza de los vascos

Tarde o temprano, el Partido Nacionalista Vasco, el PNV, le iba a devolver al Presidente Zapatero la jugada por la que estos últimos tuvieron que salir del Palacio de Ajuria Enea, sede del Gobierno Vasco, del cual se sentían únicos propietarios.
El pacto del PSE con el PP vasco nunca ha sido bien digerido por el PNV y ayer le llegó el momento de la venganza, cuando en boca de Iñigo Urkullu, máximo dirigente del PNV, dijo que hoy, sus siete dioutados en el Congreso de España, iban a votar en contra del decreto del Gobierno que contempla los recortes sociales para hacer frente a la crisis económica.
Además, es absolutamente indecente que refuerce su decisión con la excusa de que en su comunidad se han hecho los deberes. ¡Claro que han hecho los deberes!, pero con los privilegios fiscales que tienen los vascos. Habría que ver lo que dirían si su fiscalidad fuera como el resto de los españoles.
Que el PP vote en contra del decreto del Gobierno no me sorprende, visto su comportamiento irresponsable y contradictorio, para nada equiparable a los partidos conservadores del resto de Europa, con los que intenta homologarse. Pero que lo haga el PNV me parece de lo más hipócrita que he visto en muchos años ya que anteponen sus deseos de venganza al interés general.
Señor Zapatero, habrá que ir pensando en cambiar de socios para aprobar los Presupuestos Generales y en revisar el Concierto Vasco; por supuesto en bien del interés general de todos los españoles. También el de los vascos.




miércoles, 19 de mayo de 2010

No me fio de este hombre


Me preocupa, y mucho, la lectura que hace la Presidenta de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre, para defender la supuesta honradez de su colega de la Comunidad Valenciana y de partido político, Francisco Camps, en este asunto del cohecho pasivo impropio del que está acusado.

Razona la buena señora, nada más y nada menos, que Francisco Camps es honrado a carta cabal porque no se ha enriquecido durante los años que lleva dedicado a la Política. A tenor de lo declarado en las Cortes Valencianas, que ha hecho públicas las declaraciones obligatorias que hacen todos los diputados y diputadas de la Comunidad Valenciana, el Presidente Camps, no digo que sea pobre de solemnidad, pero según lo declarado llega justito a considerarse como clase media-bajita-bajita.

Sin dudar de los datos recogidos en dicha declaración, resulta chocante que, tras más de 20 años dedicados a la Política, en los que se ha publicado que ha cobrado alrededor de 1.200.000 euros (200 millones de pesetas), muchos de ellos con coche oficial y muchos gastos de representación, tenga un cochecillo de 15 años de antigüedad, un piso a medio pagar, sencillito, y ‘cuatro duros’ ahorrados.

Me pregunto, pues, ¿qué ha hecho con todo ese dinero? ¿En qué se lo habrá gastado? Me preocupa, insisto, que el dinero que los valencianos ponemos a su abasto para que la Comunidad Valenciana siga creciendo, se evapore, al igual que sus emolumentos, y no sirva para consolidar un buen patrimonio para todos.

Personalmente, no me fio de alguien que después de haber cobrado todo ese dinero tiene un patrimonio ridículo, excepción hecha que en su casa haya hecho lo mismo que en la Generalitat: gastárselo en francachelas (Fórmula 1, barquitos varios, etc)



jueves, 13 de mayo de 2010

A mi ZP que no me lo toquen que me cabreo

La verdad es que aún no sé por donde empezar, ya que ayer fue un día muy duro para muchísima gente. Para los ciudadanos y ciudadanas en general por los recortes propuestos por el Gobierno para hacer frente a la crisis.

Para los conservadores en particular porque uno de sus iconos tropieza en el último escalón y en breve se sentará en un banquillo frente a un jurado popular. Y por último para el Presidente del Gobierno de España, José Luis Rodríguez Zapatero, mi ZP. Y para no despistarme por un exceso de ideas cabalgando por mi mente, he decidido que sólo voy a hablar de éste.

O mucho me equivoco o entiendo que ayer fue, probablemente, uno de los días más duros en la vida de ZP. Para un demócrata de cuna, y socialdemócrata hasta las trancas, adoptar decisiones como las que propuso ayer en las Cortes, recortando derechos sociales y salarios de TRABAJADORES, y destaco lo de trabajadores porque los funcionarios también son trabajadores, va en contra de sus principios de gobierno que no son otros que aumentar lo máximo posible el Estado de Bienestar.

No, ayer seguro que no fue un buen día para ZP. Y lo más triste es que encima le acusen de cobarde porque sólo le mete mano al bolsillo de los más necesitados. Y eso, es absolutamente falso. Pocas personas han sido más valientes en su acción de gobierno como el Presidente Zapatero que no le tembló el pulso, entre otras acciones, en traer las tropas de Irak, en promover la capacidad de autonomía de las mujeres para interrumpir un embarazo o en ampliar derechos a los homosexuales, por poner sólo tres ejemplos. Y todo ello en medio de un clamor y una presión en contra de toda la caverna conservadora, de lo más ‘carca’ del clero y de los medios de comunicación al servicio de estos últimos.

Por todo ello, y por lo que ha tenido que aguantar desde que gobierna, y porque estoy convencido de su honradez y de la buena fe de sus decisiones, y porque estoy seguro que a estas medidas seguirán otras que pondrán fin a los ‘chiringuitos’ de las clases más pudientes, y porque aunque me toque el bolsillo creo que debo de contribuir a que se pueda seguir prestando asistencia social a los que no encuentran nada de trabajo y no pueden ni comer, por todo ello, repito, mi ZP sigue siendo mi líder y mi Presidente y mientras sus decisiones sean para poder seguir defendiendo el Bienestar Social de todos y no sólo de unos pocos, yo estaré a su lado.

Por favor,¡A mi ZP ni me lo toquen!

PD.: Otro día hablaré de trajes de confección. En este momento siento mucha vergüenza



martes, 20 de abril de 2010

He soñado durante 30 años

He de reconocer que no me gusta hablar de mi. Siempre he tenido la sensación , que aún mantengo, de que no tengo nada interesante que decir o, peor aún, que lo que digo no le interesa a nadie.

En cambio, hoy voy a hacer una excepción. Me voy a permitir una licencia, ya que son muchos los amigos y amigas que, a lo largo del día, me han felicitado con motivo de mi 56 cumpleaños. Por tanto, y lo siento por el lector, me voy a hacer un regalo y voy a hablar de mi.

Mejor dicho, voy a hablar de lo que llevo ya algunos días pensando, a veces incluso en voz alta, y expresando en pequeñas dosis y de forma inconexa por escrito. Como he dicho, entre otras cosas, llevo pensando que, pese a una edad que ya empieza a ser considerable, soy un pardillo. Si señor, un pardillo, ya que sólo un pardillo es capaz de creer que vivimos en un país maravilloso que supo desembarazarse de los fantasmas y las miserias del pasado y que con generosidad a raudales por parte de las dos Españas, llegó a un compromiso y a un pacto para cerrar uno de los capítulos más dramáticos y vergonzantes de nuestra historia.

Pero no ha sido así. Soy consciente, actualmente, que simplemente he soñado. Que me he pasado más de treinta años soñando y, de repente, como en la vida real, el sueño se ha convertido en una pesadilla de las que te despiertas sobresaltado de madrugada. He soñado que vivíamos en un país que gozaba de una democracia a prueba de bomba; que el pasado no importaba y que, poco a poco, conforme las generaciones que vivieron y sobrevivieron a la maldita Guerra Civil fueran desapareciendo por ley natural, los más jóvenes irían olvidando para siempre esa tragedia.

Pero no es así; estaba equivocado. Nos han engañado gravemente; a mi y a muchos. La verdad es que a mi edad ya es para que venga alguien y me espete: ¿pero aún crees en los Reyes Magos? ¡Ricardín, despierta que ya eres mayorcito!

Si lo analizas despacio, todo lo que está pasando con la Memoria Histórica, Garzón, los jueces, etc., era previsible. Una dictadura que se instaló a sangre y fuego, y continuó matando bastantes años más después de acabada la guerra, era previsible, efectivamente, que se consolidara a lo largo de cuarenta años. ¡Cuarenta años que se dice pronto! Aquello de que está “todo atado y bien atado”, no era una frase hecha, sino una realidad. Ya se preocuparon los jerarcas del régimen fascista de Franco de educar a sus sucesores y de colocarlos en puestos claves para que, bajo el inmenso paraguas de un régimen democrático, siguieran controlando el poder fáctico de la nueva España democrática. ¡Ja! ¡Democrática! Menuda broma. El caso es que fuimos muchos los que nos lo creímos.

Para más cachondeo, se promulgó una ley de Amnistía. Pero amigo, la Ley de Amnistía era para perdonar a los pobrecitos rojos que habían osado enfrentarse durante esos años a ese plácido abuelito que nos felicitaba la Navidad desde la tele y que se pasaba la vida pescando o cazando, mientras que entre pieza y pieza firmaba alguna que otra sentencia de muerte. Sí, esa Ley se hizo para perdonar los pecados a todos esos presos sindicalistas, estudiantes, trabajadores, intelectuales, y un largo etc., que sólo querían, sin ningún ánimo de revancha, una sociedad más libre, y más culta. Como las de nuestro entorno. No se hizo para amnistiar a los que durante cuarenta años habían oprimido a esa media España derrotada en la guerra. No les hacía falta porque no se sentían responsables. Sólo eran responsables ante Dios y ante la Historia.

Pues bien, el simple hecho de intentar recuperar el cadáver de algún familiar asesinado y enterrado en alguna fosa común o en alguna cuneta, para darle una sepultura digna y cerrar definitivamente las heridas, bajo el amparo de la Ley de la Memoria Histórica, criticable por lo cicatera que resulta, hace que los herederos de Franco, desde los puestos clave que nunca han dejado de controlar, se movilicen en una nueva cruzada y comiencen de nuevo a “marcar paquete” para que quede claro de que aquí, en España, unos españoles derrotaron a otros “para siempre”.

Es absolutamente inimaginable en Alemania la existencia bajo el amparo legal del Partido Nazi. Y menos aún que ese partido pueda denunciar a un juez que investigue los crímenes realizados o inducidos por dicho Partido político. Pero como afirma el tópico, “Spain is different” y aquí no sólo es legal el Partido que apoyó y medró al amparo del golpe militar, la Falange, sino que además consigue con la complicidad “de los de siempre” sentar en el banquillo al juez que intenta investigar sus crímenes y cerrar definitivamente este desgraciado y trágico capítulo de nuestra historia reciente.

Como he dicho al principio, he estado soñando, aunque desde luego, a partir de ahora, voy a intentar estar más despierto y soñar menos, porque el despertar está siendo muy duro.

Ya está, ya me he hecho mi regalo de cumpleaños.

Gracias a todos y todas los que os habéis acordado de mí.



sábado, 27 de marzo de 2010

Estos del PP no tienen verguenza....

....sobre todo la alcaldesa de Valencia, Rita Barberá. No hace mucho, dieron la matraca con la inutilidad que suponía un Ministerio de Igualdad, que era una ocurrencia más del Presidente Zapatero, que no pasaba en ningún país de Europa y que su titular, la Ministra Bibiana Aido, era poco menos que una simple y una inútil.

Pues bien después de toda esa retahíla de descalificaciones sin fundamento, bien aireadas por los medios de comunicación pesebreros de la 'caverna', se produce un encuentro de mujeres de África y Europa, con los titulares de los Ministerios de Igualdad europeos - ¡Oh milagro, si resulta que dichos Ministerios si que existen - en el marco de la Presidencia española de laComunidad Europea. Y dicho encuentro se produce nada menos que en Valencia, sí en Valencia, la permanentemente marginada por ZP el maligno y cómo no, al igual que en encuentros semejantes anteriores, se invita a participar a todas la mujeres del Gobierno local y municipal de turno. Acuden pues las Consejeras del Consell de Camps y la alcaldesa Rita Barberá.

Hasta aquí, todo según el guión pero, para no perder la costumbre de, se haga lo que se haga, criticar al Gobierno y su titular, ZP, la señora alcaldesa, Rita Barberá, recupera el victimismo para bramar contra el Gobierno porque no se ha invitado al encuentro al Presidente Camps. Que menuda afrenta y menudo desprecio al pueblo valenciano, que si patatín, que si patatán, etc.

Además de una actitud que ya raya en lo infantil, pienso que esto ya pasa de castaño oscuro y que hacemos muy mal los valencianos y valencianas dejando que estas actitudes de muy mala educación sigan llenando páginas de prensa y pantallas de televisión.

Estos del PP, además de no tener vergüenza, van a conseguir que me avergüence como valenciano de tener estos representantes.

Por cierto, si todo eso de la Igualdad era un memez, ¿para que coño acude Barberá y encima pide que inviten a Camps?



jueves, 25 de marzo de 2010

La Cremá del Cabanyal

No voy a comentar el vídeo. Es suficientemente demostrativo y con una buena dosis de humor, o mejor dicho como una 'tragicomedia', pone de relieve lo que tenemos que sufrir todos los valencianos y valencianas.


domingo, 7 de marzo de 2010

El Cabanyal: ¿Curar o amputar?

Leo, no sin cierta pena, una carta al Director en Las Provincias, firmada como siempre por "una valenciana indignada y 4o firmas más", en la que, la buena mujer, cuenta que estuvo a punto de entrar en la sede del PSPV PSOE de la calle Blanquerías de Valencia para, entre lágrimas y sollozos, preguntar a los dirigentes de este Partido político qué han hecho los habitantes del barrio de El Cabanyal, como ella, para merecer el maltrato que los socialistas están dando a este barrio.

Según relata, no puede pasear tranquilamente por las calles de su barrio sin llevar encogido el corazón (e imagino que otras cosas del cuerpo humano) y, por tanto, aboga por amputar y abrir Valencia al mar por una "cuasi autopista".

Esta buena mujer, no se plantea que, si parte del barrio está en esas condiciones de dejadez y de inseguridad, es responsabilidad de los responsables políticos de Valencia, es decir Rita Barberá y su equipo de gobierno del Ayuntamiento de.... ¿de todos los valencianos y valencianas?

Como médico, me gustaría saber la reacción de esta mujer, si un familiar o ella misma, sufrieran una herida (dios no lo quiera) por ejemplo en un brazo y yo no la limpiara convenientemente, no le pusiera un antiséptico (Betadine o similar para entendernos), no le pusiera la vacuna antitetánica, y la dejara evolucionar espontáneamente sin prestarle excesiva atención. Pienso que de entrada pensaría que estoy haciendo lo mejor para ella o su familiar y no se plantearía otras consideraciones, a pesar de que familiares o amigos le dijeran: "¡xiqueta, dile algo al doctor que eso se va a infectar!" "¡Noooo, que el doctor ya sabe lo que hace!"

Pero, ¡ay amiga!, de repente aparece la fiebre y la herida empieza a supurar y, ante la inquietud, el médico en cuestión dice: "Hay que amputar". ¿No hay otro remedio doctor? No, usted me ha elegido como médico y hay que amputar" Al mismo tiempo, otras personas dicen: "Aún estamos a tiempo. Limpiando, desinfectando y con antibióticos, aunque cuesten dinero, aún podemos salvar el brazo", pero su médico, el que usted ha elegido, erre que erre, ¡hay que amputar! y ojo, como no lo hagamos a tiempo igual hay que practicar una eutanasia.

Pues bien, señora mía, como médico le aseguro que aún estamos a tiempo de salvar ese trozo de su barrio, del Cabanayl, sin excesivo coste, y sin necesidad de amputar un miembro importante que luego se suplante con una avenida, cuasi via rápida, para que Valencia llegue al mar.

Mire usted, Valencia llega al mar perfectamente sin necesidad de amputar por la mitad el Barrio de El Cabanyal, y si no, observe cómo ayer sin ir más lejos, miles de valencianos llegaron sin problemas a la playa a ver la dichosa "mascletá napolitana", o en verano para tomar el sol, comer en algún chiringuito ilegal, o para otras "ocurrencias" (o gilipolleces) disfrazadas de eventos con la que nos deleita el PP valenciano.

Si los socialistas valencianos, en su momento, no nos hubiéramos empeñado, el cauce del Turia sería actualmente una autopista llena de coches y no un espacio donde miles y miles de valencianos pueden hacer deporte, relajarse y respirar aire puro. Además, ¿donde habrían construido el PP la Ciudad de las Ciencias y todo lo que le rodea?

Por tanto, señora mía, deje de escribir chorradas en las Provincias y pida una cura efectiva para su barrio a quien realmente puede curarlo: a la señora Rita Barberá



miércoles, 3 de marzo de 2010

Vergonzoso

Sin entrar a valorar los resultados de la primera vuelta de las elecciones a Rector de la Universidad de Valencia, que para eso hay expertos de todos los colores, lo que sí me parece vergonzoso es la participación en el proceso de la comunidad universitaria. No llega al 18%.
Ignoro la causa de tan baja participación que, entre otras cosas, cuestiona mucho la representatividad del ganador o ganadora de este proceso electoral, por lo demás absolutamente democrático. Es triste que la comunidad universitaria, con una tradición reivindicativa y democrática ancestral, y garante de la formación de las generaciones futuras para una sociedad más libre, más justa y más democrática, demuestre tan poco interés en inculcar dentro de la misma el valor que tiene para la salud de la Institución y, por consiguiente, de la sociedad del futuro la participación en cualquier proceso electoral democrático.
Al día siguiente, como si lo viera venir, todo el mundo estará despotricando de todo el mundo y, sobre todo, aquellos que no han participado en el proceso acercándose a las urnas para expresar libremente su voluntad. Lo sé por experiencia personal.
Pues majetes, a no quejarse, sobre todo el que no haya votado. Las oportunidades y la libertad de hacerlo son la mismas para todos.
Es increible que cuanto más nivel se supone, más desinterés existe. Ya no sé, incluso, si se debe a la falta generalizada de liderazgos sólidos de nuestra sociedad actual.

lunes, 1 de febrero de 2010

La batalla de Almansa, ¡perdón!, del Cabanyal


He de reconocer que jamás hubiera imaginado lo que estamos viviendo en la política valenciana. Desde luego, si hace unos años me cuentan la deriva nacionalista y autonomista del Partido Popular de la Comunidad Valenciana, habría pensado que mi interlocutor se había fugado del psiquiátrico de Bétera, o se había tomado alguna sustancia alucinógena.
La simple mención, y apelación, a la autonomía por parte del PPCV frente a la supuesta intromisión (cuando no agresión), del Gobierno de España en ‘nuestros asuntos’ me provoca un sarpullido. Desde luego, gracia ninguna. Es una afrenta y un insulto a la inteligencia que el PPCV, partido que aún no ha condenado la dictadura de Franco, y que siempre ha abominado de la descentralización del Estado apelando a la España única, y que si por ellos fuera seguiríamos con un modelo de estado franquista, recurra y apele a los sentimientos valencianistas más viscerales en un intento burdo de despojar al Gobierno de España de sus más legítimas, y constitucionales, competencias.
El colmo del disparate es la declaración del conseller Blasco comparando la declaración del Ministerio de Cultura acerca del expolio del barrio del Cabanyal, con la pérdida de los Fueros en la batalla de Almansa. ¡Qué fuerte!
En el fondo de todo este esperpento, sólo subyace la rabia mal contenida por la enorme cuota de negocio que pueden perder unos pocos ‘bolsillos amigos’ a costa del sufrimiento de cientos de valencianos y valencianas próximos a ser despojados y expoliados de sus viviendas apelando a un supuesto progreso.
Para rematar el sainete, al Presidente Camps se le ocurre convocar de forma extraordinaria al Gobierno valenciano el sábado pasado. Quizá, la ingenuidad de muchos valencianos y valencianas, hizo que siendo la comunidad autónoma que lidera el paro, con más del 22% de desempleados, más de 500.000 personas, esta reunión extraordinaria, sería para adoptar medidas urgentes de fomento de empleo y creación de las bases de una economía sostenible para la CV. Pues no. La reunión del Consell era para enardecer a las huestes de la caverna valenciana en contra de la legítima acción del Gobierno en contra del expolio del Cabanyal. Lo que ha hecho el Gobierno de España sí que es defender los intereses del pueblo valenciano.
Cuando vuelva a ver a estos personajes con la boca llena de España, España, España y forrados de abalorios con la banderita española ya les recordaré dónde se pueden meter su autonomía.
¡Con perdón!

viernes, 22 de enero de 2010

Lo siento. Jorge Javier Vázquez me ha defraudado

Voy a ser muy breve.

En medio de una duermevela vespertina de un día de fiesta, he escuchado algo que me ha caído como un jarro de agua helada por la espalda, de boca de Jorge Javier Vázquez, presentador del programa de Telecinco "Sálvame".

Textualmente ha dicho: " a ver si Zapatero se cree que ser demócrata se reduce a permitir que los homosexuales se puedan casar" Y todo porque TV española ha vetado a la periodista Karmele para representarla en el Festival de Eurovisión.

Me da exactamente igual el motivo que haya tenido TVE para esa decisión, pero mezclar al Presidente del Gobierno que, además de despolitizar la TV pública, ha velado por los derechos del colectivo al que pertenece este individuo frente a la 'caverna', me parece absolutamente obsceno y oportunista. Zapatero se ha ganado a pulso muchas críticas y por muy diversos motivos, pero que esté manipulando en TVE para influir sobre la posible participación de cualquiera en dicho Festival, es un insulto a la inteligencia.

En su momento, me solidaricé con este señor cuando se creó una fuerte polémica tras concederle el Premio Ondas 2009, pero con esta intervención ha conseguido - por lo menos en lo que a mí se refiere - que entienda y comprenda la postura de Carles Francino y otros personajes del mundo de la comunicación que consideraron indigna que se le concediera ese prestigioso galardón.

sábado, 9 de enero de 2010

EL EXPOLIO DE EL CABANYAL

He de reconocer que la Alcaldesa de Valencia tiene una voluntad de hierro, ¡qué digo de hierro!, de acero, y no de cualquier acero, sino de acero vasco, de Llodio, del bueno, para llevar a cabo todo lo que se propone. Y pobre de aquel que ose interponerse en su camino; se lo lleva por delante como una apisonadora, aunque se trate de la misma ministra de Cultura del Gobierno de España.

La señora Barberá se h empeñado en arrasar con buena parte del barrio del Cabanyal de Valencia, y es muy capaz de echarse a las barricadas por la causa, caiga quien caiga. Viendo la cara que pone en la foto, con ese rictus, mientras expone el plano del desaguisado histórico y cultural que pretende realizar, uno agradace en su interior que la buena mujer no tenga jurisdicción sobre más cuerpo armado que la Policía Municipal, porque me la imagino con casco dirigiendo un bombardeo del Cabanyal desde una nave de guerra situada frente a la costa y se me ponen los pelos como escarpias.

En este momento se debe sentir muy mal y enormemente incomprendida. Acosada por el malo maloso de Zapatero, de la Vicepresidenta de la Vega y, en fin, por todos los socialistas y rojos que en el mundo han sido. Aunque como esta señora está próxima a cumplir 20 años como Alcaldesa de Valencia, desde el año 1991, y dice que la culpa del deterioro del Cabanyal es culpa de los socialistas, igual se está refiriendo a Indalecio Prieto o al mismísimo Pablo Iglesias.

Claro, ella que lleva años invirtiendo millones y millones de euros en dejar la ciudad de Valencia muy bonita, con sus farolitas y sus jardincitos, etc. de forma equitativa por todos los barrios, no entiende como, precisamente el barrio del Cabanyal se estropea tanto. Digo yo que será por el mar que ya se sabe que "se lo come todo". Y por supuesto que tampoco entiende como los propietarios afectados por los derribos se resisten a abandonar a su suerte sus casas, sin tener un futuro cierto. No entiende esa resistencia a su buena, caritativa y desinteresada obra. Y para colmo viene la justicia malintencionada y se dictamina que su actuación es un EXPOLIO.

¡Cosa de rojos señora Barberá, cosa de rojos!

EXPOLIAR: "Despojar con violencia o con iniquidad" (Real Academia Española)