lunes, 30 de noviembre de 2009

¿Vale la pena pescar por Somalia?

Llevo varios días pensando sobre el problema de la piratería en aguas de Somalia. He de reconocer que no me había preocupado nada este asunto hasta que secuestraron al pesquero Alakrana.
En cambio, ahora, si que estoy preocupado; sobre todo por la escalada de violencia que puede suponer la decisión que se ha tomado de llevar personal de seguridad armado, contratado expresamente para repeler ataques de los piratas. Fundamentalmente por los graves efectos colaterales que puede tener sobre los marineros de dichos barcos pesqueros, ya que el personal de seguridad sabe a lo que se arriesga y le pagan por eso, pero a los marineros les pagan por pescar y no por jugarse el pellejo en un ataque pirata para apropiarse del barco.
Frente a una acción, siempre aparece una reacción, y ésta puede ser que los piratas somalíes, que no están precisamente escasos de fondos, adquieran armamento cada vez más poderoso y capaz de neutralizar las defensas privadas contratadas al efecto. De hecho, ayer, un atunero vasco ya repelió un ataque, en el que los asaltantes emplearon lanzagranadas. No quiero ni pensar en el desastre que podría suceder si los piratas no ceden en sus pretensiones y comienzan a emplear armamento pesado con las graves consecuencias que puede tener para la tripulación.
Ante dicha tesitura, me pregunto sí realmente vale la pena arriesgar vidas humanas en el negocio de la pesca.
Espero que el tiempo no de la razón a mis temores




lunes, 23 de noviembre de 2009

Desfachatez o simplemente, morro

Por una vez, y sin que siga de precedente, tengo que coincidor con el portavoz adjunto del PP, Esteban González Pons, cuando declara sin ambigüedades que lo más grave que existe en política es mentir en el Parlamento, y que por lo tanto el que miente en la casa de todos debe dimitir de forma inmediata.
¡Bien, Esteban! ¿Para cuando va a comenzar el desfile de tus compañeros del PP en les Corts Valencianes? De tanto mentir, algunas narices, como las de Pinocho, ya tocan el cogote del compañero de la bancada de delante.
Estaremos esperando para contarlos.

domingo, 15 de noviembre de 2009

El PP contra todos. Ahora la Salud

Una vez más, el Partido Popular, es fiel a su (mala) costumbre de utilizar cualquier asunto para intentar desgastar al Gobierno, aspecto éste que no nos debe extrañar cuando ha sido capaz de utilizar el terrorismo como herramienta de oposición política.
En esta ocasión, es a costa de la salud de todos los españoles, al marginar con su actitud al colectivo de la Enfermería, echándose atrás en el Senado del principio de acuerdo alcanzado en el Congreso para que estos profesionales tengan una cobertura jurídica en todas aquellas actuaciones clínicas que conllevan algún tipo de prescripción farmacológica.
Como siempre, adoptan una actitud hipócrita, al obligar a realizar dichas actuaciones en desamparo jurídico en las comunidades donde gobiernan, como Madrid o Valencia. En este momento, concretamente, en la campaña de vacunación de la gripe A, este colectivo debe adoptar la responsabilidad de realizar el triage de pacientes, decidir a quienes vacunan o a quienes debe visitar el médico, y aconsejar medidas para las complicaciones que pueden derivarse de la prescripción de la vacuna.
La decisión es altamente irresponsable, en un momento crucial por la pandemia de gripe A, y de tal gravedad que han conseguido una firme y unánime actitud por parte del Consejo General de Colegios de Enfermería, dispuestos a 'ordenar' a sus colegiados que no efectúen ninguna de las actuaciones clínicas que puedan conllevar prescripción. Asimismo, están dispuestos a denunciar a los tribunales cualquier presión por parte de los gerentes sanitarios para que las enfermeras prescriban.
Comprendo que les fastidie mucho que la actual Ministra de Sanidad haya conseguido el consenso de las 17 CCAA, pero intentar desestabilizar la política del ministerio utilizando a los enfermeros y enfermeras como arma arrojadiza contra el Gobierno, me parece, repito, altamente irresponsable.
En política no vale todo, máxime cuando está en juego un derecho constitucional como es el derecho a la salud.



sábado, 14 de noviembre de 2009

Descansa en paz, amigo

Ha fallecido mi amigo Juanito, Juan Gurrea
Tuve la suerte de conocerle hace años y compartir inquietudes, además de ayudarle en algunos "problemillas de salud".
No olvidaré jamás la inteligencia, con cierto tinte de socarronería, que desprendía su mirada, y que se ponía de manifiesto en la conversación.
Quiero hacer extensivo mi pésame y mi dolor a todos los compañeros y compañeras dela Agrupación Socialista de Torrente, pueblo que tuvo el privilegio de contar con él como concejal de su Ayuntamiento durante 20 años.
Sólo una 'maldita gripe' que me tiene en cama me ha impedido ir en persona a despedirle
Descansa en paz, amigo Juan


miércoles, 11 de noviembre de 2009

Mediocridad mediática


Me parece lamentable que un medio de comunicación, el diario El País, que se supone serio y profesional, y del cual me considero seguidor desde hace muchísimos años, realice manipulaciones absolutamente pueriles en sus enfrentamientos contra personas, organismos o instituciones.
En este caso, la acción, a todas luces infantil, la realiza dentro del enfrentamiento que mantiene con el Presidente Rodríguez Zapatero, por un "quítame allá unos derechos de fútbol", y que hace extensiva a todo el Gobierno de España y a todo lo que huela a socialismo.
¿Cual es la acción? ¡Pásmense! En esa preciosa foto de los líderes europeos delante de la puerta de Bradenburgo en Berlín, el día del 20 aniversario de la caída del muro, se podría jugar a lo mismo que ese personaje llamado Wally: Buscar a Wally. En este caso, Wally sería Zapatero. ¿Donde está el presi español y próximo Presidente de la Unión Europea los próximos meses? ¿Lo encuentran? Está ahí. Sí, ZP está ahí, 'oportunamente' tapado por el brazo extendido del primer ministro británico, Gordon Brown, a la izquierda del grupo.
En las fotos de agencia de estos eventos se remiten series de fotos que los profesionales realizan a ráfagas con las modernas máquinas digitales y, casualmente, los editores de El País, han escogido entre cientos o miles la que oculta a nuestro Presidente Zapatero.
Esta actitud infantil, sólo favorece a la derecha, y echa por tierra uno de los mejores valores de este diario que era su defensa de la libertad, no sólo de opinión sino también de mercado. Acciones como esta que he descrito sólo me merecen el calificativo de mezquinas.
Espero que dure poco este comportamiento.