sábado, 10 de octubre de 2009

¡Por favor, no nos tomen como gilipollas!

No entiendo nada. Lo que se dice, nada de nada.
Después de haber decidido la "cúpula del PP de la Comunidad Valenciana" (¿Francisco Camps?) el "cese temporal" del Secretario General del PPCV, Ricardo Costa, se hacen una serie de declaraciones que, se supone, son para aclarar los motivos de dicho cese.
Si alguien no las ha leido o escuchado, se las reproduzco con mucho gusto:
  • Ricardo Costa "lejos de ser partícipe, es un víctima de una estafa" (Paula Sánchez de León, portavoz del Consell de la Generalitat)
  • Debo destacar la "capacidad de trabajo" de Costa en el desempeño de su cargo, así como su "incuestionable dedicación" por el partido (Paula Sánchez de León)
  • En ningún caso se pone en entredicho "ni su capacidad ni su trayectoria" y se insiste en la "total" confianza en su persona (PP regional - Fco. Camps)
Pues dicho lo dicho, me asalta un duda enorme: ¿por qué cesan pues a Ricardo Costa?

Por favor, no nos tomen como gilipollas


miércoles, 7 de octubre de 2009

¡Marchando una más de victimismo!


En la apertura de curso de la Universidad Politécnica, el Rector de la misma, Juan Juliá, entró a formar parte de ese selecto elenco de "victimistas", típico producto de esta tierra valenciana. Este buen señor, en una rabieta más propia de un colegial al que le han quitado una piruleta en el patio del colegio, se permitió arremeter contra el Gobierno/ZP porque se le había excluido, según él injustamente, de formar parte de los Campus Universitarios con Excelencia, pese a que la Universitat de València le había invitado a formar parte de su proyecto, que sí ha resultado premiado. Y para acabar su filípica antigubenamental, se despachó con un lastimero: "¿Qué hemos hecho los valencianos para merecer esto?"
Sentado a su lado, y con aire ausente porque ya le habían llegado noticias sobre el contenido de parte del sumario de la Gürtel, se encontraba el Presidente Camps. ¡Y qué quieren que les diga! Para no pecar de original, viendo el espectáculo y tras escuchar al buen rector, yo también me pregunto: "¿Qué hemos hecho los valencianos para merecer esto?"

viernes, 2 de octubre de 2009

Joer, qué miedo...

Hace falta valor, por llamarlo de alguna forma, para que esta persona, que encarna lo peor del transfuguismo político, se atreva a hablar de la cara de una de las hijas del Presidente Zapatero.


Durante una tertulia radiofónica se despachó con la siguiente frase:

“A mi me dejó consternada la cara de una de las hijas. Creo que es la pequeña, se parece a su padre. Es una cara que a mí me ha tocao, me ha tocao (sic) en el sentido de negativo, pero de tener dentro de una rabia contenida impresionante” (Gotzone Mora)


Desde luego, si la cara es el reflejo del alma, la de este personaje, además de tenerla dura, muy dura, refleja por un lado la falta absoluta de humanidad y por el otro el exceso de cobardía, porque hay que ser muy cobarde para insultar de esa forma a una menor de edad. ¿Por qué no se mete con alguien de su talla?

A mí, sí que me ha “tocao”

-