domingo, 6 de septiembre de 2009

Un poco de seriedad, alcaldesa Barberá

Es impresionante comprobar cómo el sentirse arropado por la pasión de las masas, convenientemente caldeadas con anterioridad, hace que algunos personajes como la Alcaldesa de Valencia, Rita Barberá, pierda los papeles y olvide que representa a todos los valencianos y valencianas de la ciudad que gobierna, y no sólo a los que le votan. Sólo en el calor de ese ambiente, se explica la barbaridad que soltó la otra noche, en la cena-mítin de la plaza de toros de Valencia con militantes del Partido Popular, cuando pidió la dimisión de la ministra de Sanidad, Trinidad Jiménez, por crear "una epidemia de miedo con la gripe A".
Me parece lamentable, triste y patético que la dirección del PP haya decidido politizar un asunto como este y que ningún representante cualificado de dicho partido haya salido a enmendarle la plana a la señora Barberá.
En un momento especialmente preocupante por las imprevisibles consecuencias que puede tener una pandemia de gripe A, es motivo de tranquilidad y, porque no decirlo de orgullo, que por primera vez, desde que la asistencia sanitaria está completamente transferida a las Comunidades Autónomas, todos sus máximos representantes y responsables, han conseguido superar las legítimas diferencias políticas y alcanzar por unanimidad un acuerdo histórico, para trabajar juntos y sin fisuras contra este problema de Salud Pública.
Declaraciones como estas, me parecen irresponsables, se hagan donde se hagan, porque además de alarma social, ponen en entredicho la labor de sus propios compañeros de partido, que como Consejeros de Sanidad de las Comunidades Autónomas donde gobierna el PP, están respaldando con su actitud responsable al Ministerio de Sanidad del Gobierno de España en este grave asunto.
Espero que al menos, el más próximo, el Conseller Manuel Cervera, le haya hecho una "escuchita" en la que le haya pedido que no diga más barbaridades.

1 comentario:

  1. Creo que a partir de ahora los admiradores de Rita deberían ir a "su consulta" cada vez que estén enfermos, porque la doctora-alcaldesa se permite opinar de problemas de salud y enfermedad, contradiciendo de forma escandalosa y ridícula a los Consejeros de Sanidad de toda España (incluido el Dr. Cervera, conseller de Sanidad de Valencia). Que pena! para una vez que las 17 Comunidades y el Ministerio de Sanidad se ponen de acuerdo en la forma de trabajar para intentar solucionar este grave problema de salud, nos encontramos con una "iluminada doctora, con reconocidos estudios en medicina y especialista en pandemias de lanueva gripe" (o sea nuestra alcaldesa) que pide a gritos la dimisión de Trinidad Giménez, ministra que ha conseguido este maravilloso consenso. Propongo que la contraten como doctora, habida cuenta de la falta de personal sanitario que padecemos. MPR

    ResponderEliminar