domingo, 28 de junio de 2009

Candilejas


¡Pasen, pasen y vean. Grandes atracciones de Oriente: el Conseller Cervera, el Dr. Cavadas y la serpiente!
Sí, lamentablemente es así. La Generalitat Valenciana, fiel a su política de grandes eventos, no tiene el mínimo rebozo en trasladar esa forma de hacer política a la Sanidad. Así pues, no escatima tiempo ni recursos de todo tipo para pregonar a bombo y platillo que somos los mejores del mundo mundial y para que eso sea patente, pone en el escaparate de la política sanitaria que vamos a ser los primeros en realizar un trasplante de cara. Como lo oyen.
Sin desmerecer un ápice la habilidad y profesionalidad de nadie - Dios me libre - ni el gravísimo problema que le supone a una persona la tragedia de poseer un rostro desfigurado y, quizá, con graves problemas para tragar o incluso respirar, me parece lamentable, insisto, trasladar esa política de relumbrón a la Sanidad, con las carencias que tiene.
Por ejemplo, los trabajadores del Hospital Infantil La Fe, tienen que salir a la calle a manifestarse porque la Consellería de Sanidad de la Generalitat Valenciana, que dispone recursos sin fin para lo que le interesa, a pesar de su deuda galopante, que es salir en los medios de comunicación, se muestra cicatera para mantener dicha estructura, referente sanitario infantil de toda la Comunidad Valenciana, en el nuevo Hospital de La Fe, buque insignia de la política sanitaria del Partido Popular de Valencia.
Y qué decir de los miles de valencianos y valencianas que se mantienen en una angustiosa lista de espera de bastantes meses, para cosas tan simples hoy en día como hacerse una mamografía, u otras pruebas rutinarias esenciales para mantener unos niveles de calidad en algo tan sagrado como es prevenir la enfermedad.
Quizá de esa manera están preparando una infraestructura para recambios de "jeta", que no de cara, de todos los imputados que, una vez tengan una condena, no sabrán donde esconderse. Aunque se cambien de traje.

No hay comentarios:

Publicar un comentario