domingo, 28 de junio de 2009

Candilejas


¡Pasen, pasen y vean. Grandes atracciones de Oriente: el Conseller Cervera, el Dr. Cavadas y la serpiente!
Sí, lamentablemente es así. La Generalitat Valenciana, fiel a su política de grandes eventos, no tiene el mínimo rebozo en trasladar esa forma de hacer política a la Sanidad. Así pues, no escatima tiempo ni recursos de todo tipo para pregonar a bombo y platillo que somos los mejores del mundo mundial y para que eso sea patente, pone en el escaparate de la política sanitaria que vamos a ser los primeros en realizar un trasplante de cara. Como lo oyen.
Sin desmerecer un ápice la habilidad y profesionalidad de nadie - Dios me libre - ni el gravísimo problema que le supone a una persona la tragedia de poseer un rostro desfigurado y, quizá, con graves problemas para tragar o incluso respirar, me parece lamentable, insisto, trasladar esa política de relumbrón a la Sanidad, con las carencias que tiene.
Por ejemplo, los trabajadores del Hospital Infantil La Fe, tienen que salir a la calle a manifestarse porque la Consellería de Sanidad de la Generalitat Valenciana, que dispone recursos sin fin para lo que le interesa, a pesar de su deuda galopante, que es salir en los medios de comunicación, se muestra cicatera para mantener dicha estructura, referente sanitario infantil de toda la Comunidad Valenciana, en el nuevo Hospital de La Fe, buque insignia de la política sanitaria del Partido Popular de Valencia.
Y qué decir de los miles de valencianos y valencianas que se mantienen en una angustiosa lista de espera de bastantes meses, para cosas tan simples hoy en día como hacerse una mamografía, u otras pruebas rutinarias esenciales para mantener unos niveles de calidad en algo tan sagrado como es prevenir la enfermedad.
Quizá de esa manera están preparando una infraestructura para recambios de "jeta", que no de cara, de todos los imputados que, una vez tengan una condena, no sabrán donde esconderse. Aunque se cambien de traje.

martes, 16 de junio de 2009

Debate sobre la nueva Ley del Aborto

     Este acto, es una buena oportunidad para conocer de primera mano qué supone de novedoso la nueva Ley del Aborto que, por supuesto, no es ni de lejos lo que la "derechona" está vendiendo: permisividad para que las menores aborten un día sí y otro también a escondidas de sus padres.
     Entiendo que la pedagogía realizada por el Gobierno de esta Ley ha sido, y está siendo, lamentable. No es de recibo tolerar la hipocresía y la moralina que suponen que una mujer, con 13 años pueda mantener relaciones sexuales consentidas con un adulto, independientemente de sus padres, y por tanto que se le otorgue la capacidad para tener un embarazo, y en cambio, con 16 años es pequeña y no puede decidir interrumpir ese embarazo por su cuenta y riesgo. Por no decir nada de la capacidad para decidir sobre su salud que le otorga la Ley de Autonomía del Paciente (casualmente del PP).
     Debemos acudir y aclarar todas las dudas, incluso su oportunidad. No me sirve que el momento, durante una campaña electoral no era oportuno. Eso es lo que nos distingue de los otros, que legislamos sin estar pendientes de las urnas (que también), sino pensando en el bienestar de los ciudadanos.

El acto se celebra en el Colegio Mayor Rector Peset de Valencia, Plaza Horno San Nicolau, el jueves 18 de junio a las 19:30 de la tarde. 

domingo, 14 de junio de 2009

Consellería de Inmigración de la Generalitat Valenciana. ¿Sirve para algo?


     La verdad es que los tiempos han cambiado una barbaridad. Un huevo, que dirían los "amiguitos del alma", si empleamos ese lenguaje tan coloquial y con tanto estilo que ya trasciende las fronteras de la Comunidad Valenciana. Se nota una enorme diferencia entre la izquierda y la derecha en la gestión del estímulo para asistir a los mítines. Parecía ser que el estímulo estandarizado era, además de ciertos artículos, el bocadillo. Sí el sufrido pero al tiempo anhelado bocata, de chorizo a ser posible, o en su defecto de atún con olivas.
     Pero, ¡ay amigo!, la izquierda, como siempre más cutre y menos glamurosa, se ha quedado atrás con diferencia, ya que el PP de la Comunidad Valenciana ha subido el listón una barbaridad. Ahora, la oferta para asistir a sus mítines incluye , además del bocata, el sombrerito de paja y la banderola que promete "AHORA, SOLUCIONES", una oferta de empleo
     Seamos sinceros. En medio de una crisis galopante, ¿quién se resiste a una oferta de empleo por asistir a un mítin? Y menos aún si el afortunado agraciado con dicha oferta es un inmigrante, que tiene que luchar día a día por un mísero jornal, que le permita malvivir a él y a más de media familia que sobrevive en su país de origen, con el dinero que les manda.
     No pongo la foto que he visto de algunos de esos inmigrantes en la plaza de toros de Valencia porque, sinceramente, me da verguenza ajena. Están con una banderita azul con gaviotas y con una cara de tristeza infinita, pensando "qué cojones hago yo aquí", mientras los que les rodean les miran como a bichos raros, mientras se preguntan lo mismo, "qué cojones hacen estos aquí". El color de su piel contrasta enormemente con la suya, y eso que algunos y algunas ya lucen hermosos bronceados. Y, paradojas de la vida, son esos mismos, los que les engañan, y además los que votan a la opción política que más derechos niegan a esta pobre gente. Y si no, habrá que recordar la que montaron cuando Zapatero "el maligno" trabajó por la regularización y auténtica integración de todos ellos para que gozaran no sólo de deberes sino también de derechos. Pero ese día, en lugar de prohibirles la entrada, como sucede en muchos locales, allí eran recibidos con agrado porque hacían bulto y jaleaban todas las consignas. Hicieron la ola a Camps, a Rita, a Mariano "naniano" y a todo aquel que subía al estrado a decir barbaridades. Y si hubiera hecho falta, habrían hecho hasta "el maremoto". Y es que "la hambre es muy mala", compañero.
     Para terminar, me pregunto : ¿la Consellería de Inmigración, va a tomar cartas en el asunto? ¿o está para otras cosas?
     ¿Qué se apuestan ustedes, que cuando vuelvan a gobernar, si hace falta los llevarán a los mítines de media España en aviones del ejército como hace Berlusconi?

martes, 2 de junio de 2009

Estómagos agradecidos?


Una vez más, justamente en la recta final de una campaña electoral, se organiza un acto de "desagravio" al Presidente de la Generalitat Valenciana, Francisco Camps, porque, según dicen los organizadores, se cuestiona la dignidad de los valencianos. Todo, al más puro estilo de las adhesiones inquebrantables de la Plaza de Oriente de Madrid, cuando los demócratas españoles se "contuberniaban" en Munich contra el Régimen, o cuando la Pérfida Albión (que más tarde supe que era Inglaterra) atacaba los principios y los valores patrios.
Este acto, que ignoro de qué intenta desagraviar a Francisco Camps, no tendría mayor importancia si no fuera porque está convenientemente publicitado por el diario el Mundo, de 30 de mayo de 2009, y porque lo organiza una asociación llamada FOCIBISA (Foro Cívico de Salud y Bienestar). ¿Alguien conoce a esta Asociación?, ¿Qué fines tiene esta asociación?, y por último ¿quién compone esta asociación:? Pues yo se lo voy a contar: los Colegios de Médicos y de Enfermería de Valencia, la Asociación Provincial de Amas de Casa y Consumidores Tyrius, el Sindicato CSI CSIF, entre otras asociaciones que incluyen a los empresarios. Y pásmense; el presidente de la tal asociación que nadie sabe para que coño sirve, es el Presidente del Colegio de Médicos de Valencia, Vicente Alapont Raga.
Bueno, para algo si que sirve, además de para apoyar incondicionalmente a Francisco Camps, y es para recibir una subvención de la Generalitat Valenciana de 12.000 euracos para su funcionamiento, tal y como consta en los Presupuestos de la Generalitat Valenciana de 2008, de la Consellería de Sanidad, con el concepto "Financiación funcionamiento asociación Foro Cívico Salud y Bienestar. FOCIBISA" (Programa 411.60, código T6877000)
No considero, como contribuyente, que la organización de estos actos de desagravio a unas personas concretas que están inmersas en un proceso judicial, forme parte de los fines declarados por esta asociación, subvencionada con los impuestos de todos, que no son otros que la mejora de la Salud y el Bienestar.
Y menos aún entiendo, como médico, que el Presidente del Colegio de Médicos de Valencia, al que de forma obligatoria, por ley, pertenecemos todos los médicos que ejercemos nuestra profesión, utilice de forma unilateral esta institución, porque entre sus múltiples fines, tampoco se encuentra este tipo de actuaciones. Debe ser responsable y aceptar que no todos los médicos piensan como él, sobre todo cuando es elegido con una participación del 15 % del total de colegiados.
Tal parece que en el Palau de la Generalitat, han echado mano de los listados de las múltiples asociaciones perceptoras de subvenciones varias y diversas, a las que se les recuerda convenientemente que no olviden que para su "funcionamiento" necesitan fondos.