lunes, 16 de marzo de 2009

La defensa del pesebre

Aún estoy avergonzado. Hace un momento, escuchando las noticias de la Comunidad Valenciana, he asistido a un ejercicio de defensa a ultranza del "corralito o pesebre" que me ha dejado "bocabadat". 
En un acto que se ha celebrado con empresarios esta mañana, en Feria Valencia, con la asistencia del Presidente Francisco Camps, como siempre impecablemente vestido, el Presidente de la institución, el Sr. Alberto Catalá, ha demostrado un virtuisismo fuera de lo común para el pelotilleo, glosando la figura de Francisco Camps, gracias al cual sus bolsillos (el del Sr. Catalá y de unos cuantos empresarios), gozan de muy buena salud. A pesar de la crisis.
Hasta cierto punto lo veo normal, y humano, esa forma acrítica de actuar. Lo que realmente me preocupa, es ese fascismo larvado por el cual se quiere identificar como un ataque al pueblo valenciano, lo que es una simple investigación judicial, hacia una persona que presuntamente ha aceptado unos regalos, dificilmente justificables en razón de su cargo. ¿Quién es este señor para hablar por todos los valencianos y valencianas? Probablemente, en este momento, se quedaría sorprendido de saber la vergüenza ajena que produce en ese pueblo valenciano todo este asunto, que de ser cierto, pasará a los anales de la cutrez más solemne.

No hay comentarios:

Publicar un comentario