lunes, 16 de febrero de 2009

Siempre hay motivo para la esperanza

Y en este caso, es en forma de vocación, la de este valenciano de Burjassot, que nada menos que con 64 años es el MIR más veterano de España, tras haber comenzado a estudiar Medicina a los 54 años.
Ante tanta cutrez, es de admirar las ganas de vida de este paisano, José Meliá, que se define a si mismo como "un médico bastante humilde; no soy un médico de élite pero con lo que tengo estoy muy a gusto y si Dios quiere me moriré con el 'fonen' puesto"

1 comentario:

  1. Olé por gente como tú, sobre todo ahora que la juventud está un poco desmotivada -sólo un poco para que no me digan q soy una abuela- Hemos hecho entre todos una sociedad comodona, consumista y un poco caprichosa que tendría q madurar y currar con ganas.
    Este valenciano es un ejemplo de ganas de vivir y de trabajar y llegará lejos.
    Animo.
    Mireya

    ResponderEliminar